top of page
  • Foto del escritorClaudio Ortiz

El Arpa de Beckmesser: otro invento de Wagner


Quizás el instrumento musical más emblemático que desarrolló Wagner para lograr el color tonal deseado durante su Anillo del Nibelungo es la Tuba Wagneriana. Pero la lista de instrumentos de su invención es extensa y variada y dentro de ella hay uno que merece mención especial por su preponderancia y valor simbólico: el Arpa de Beckmesser usada en »Los Maestros Cantores de Nürenberg«.


Aunque el arpa es el instrumento más simbólico para los juglares, Wagner quiso deliberadamente que Sixtus Beckmesser actuara con un laúd durante su canción de cortejo para simbolizar al amante que canta y suspira. En el siglo XIX, el laúd había pasado de moda como instrumento escénico, por lo que a menudo se sustituía por una guitarra, pero se adaptaba perfectamente al tema histórico de Los Maestros Cantores. El único problema era que un laúd era demasiado suave para una casa de ópera. Incluso en la época de Wagner, era costumbre que los instrumentos utilizados en escena fueran "sincronizados" por músicos en el foso de la orquesta o desde un pasillo lateral. Sin embargo, el sonido del laúd imitado por la orquesta no era lo suficientemente realista para Wagner quién tampoco era partidario de sustituir el sonido por una guitarra, como escribió su esposa Cosima en su diario: "No se entiende ni una palabra del texto, ¡el corno del sereno sustituido por un trombón, el laúd por una guitarra! Eso no le hace ninguna gracia a R" [Richard]


Pero un arpa de concierto tradicional no calzaba con la idea que Wagner tenía del sonido del laúd que Sixtus Beckmesser debía tocar en escena. Por ello hizo construir un nuevo instrumento: "una pequeña arpa de acero de mi invención", como escribió Richard Wagner a Karl Eckert en marzo de 1870. El “Arpa de Beckmesser”, tal y como se conoce hoy, es una pequeña arpa de bastidor con cuerdas de acero que se alza sobre un pedestal. Como el arpa de Beckmesser se toca de pie, el músico suele ver bien al intérprete en el escenario y, por tanto, puede adaptarse especialmente bien a sus movimientos cuando supuestamente toca el laúd.


¿Cómo suena el arpa de Beckmesser? Gracias a las cuerdas de acero, el sonido no sólo es potente, sino que también destaca claramente de la orquesta - y gracias al sonido ligero y amaderado, también encaja perfectamente con la interpretación del laúd simulado en el escenario. El sonido también es muy diferente al de un arpa de concierto tradicional.


Para escuchar la diferencia entre el arpa de concierto y la de Beckmesser pinche aquí.


En el siglo XIX, el arpa Beckmesser fue construida por dos empresas parisinas: Erard y Reyel. Hoy en día sólo la fabrica la empresa alemana Horngacher. Para los teatros de ópera más pequeños o los teatros solo en contadas ocasiones representan "Los Maestros Cantores de Nürnberg", comprar una de estas arpas no se justifica y por ello la mayoría de los teatros utilizan un arpa de concierto cuyo sonido se modifica, por ejemplo, poniendo tiras de papel entre las cuerdas.


Siktus Beckmesser: ¿una caricatura judía?

Y a propósito de Beckmesser, compartimos con ustedes un extracto acerca de éste personaje publicado en el libro »Las óperas de Richard Wagner: una guía musical« de Sven Friedrich, director del Museo y Archivo Nacional Richard Wagner (Bayreuth) (Traducción: Claudio Ortiz)


“La figura de Beckmesser, como otras figuras de Wagner, fue interpretada, entre otros, por Theodor W. Adorno como una "caricatura judía" (En: Versuch über Wagner, en: Gesammelte Schriften Tomo.13, pág. 21). El innegable antisemitismo de Wagner no sólo sería objeto de numerosas declaraciones teóricas, cartas o conversaciones, sino que, como una pesada hipoteca, sería una carga en su obra en virtud de la historia de su recepción y efecto, en especial durante el Tercer Reich (Nacional Socialismo. N.d.T.). Sin embargo, difícilmente se podrá demostrar de forma convincente la intención de Wagner de hacerlo. Wagner, también, como fanático en cuestiones de claridad, probablemente lo habría hecho obvio si en este caso hubiera querido crear una caricatura judía. Por ejemplo, podría haberle dado fácilmente al Marcador un nombre que fuera inequívocamente identificable como judío. O al menos habría mantenido su idea original de utilizar la alusión más que clara al odiado crítico vienés Eduard Hanslick, a quien aparentemente consideraba judío, pero que definitivamente no lo era.


Como “Beckmesser”, sin embargo, la figura pierde toda connotación antisemita. Por ello uno puede preguntarse, y con razón, qué es lo que es específicamente judío en esta figura. Beckmesser es de hecho el pedante formalista que, sin embargo, fracasa, debido a sus propios principios inadecuados, los cuales están expuestos al ridículo tanto como él está encarnado como tal. En 1868 Wagner escribió que Beckmesser no debía convertirse en una caricatura tonta, "sólo su situación y las situaciones en las que se metió le hacían parecer ridículas": "Beckmesser no es un cómico; es tan serio como todos los demás maestros" (Carta a Heinrich Esser, 18.7.1868, en: Die Musik XI (1911/1912), p. 81). Es precisamente con éste personaje que Wagner eleva la comedia de Meistersinger a una dimensión comprensiva de humor abismal y fantasmal, como quizás sólo los empedernidos, super-correctos y extraños personajes de las novelas del otro gran "Bayreuthiano" -Jean Paul- le habían distinguido previamente.“




Dos directores de la Fundación Richard Wagner de Chile son galardonados.

El día 10 de abril, Drina Rendic recibió un homenaje por su exitosa gestión durante seis años en la presidencia del »International Women’s Forum Chile« (IWF). En nota del periódico El Mercurio se destaca que este reconocimiento se le hizo por convocar a mujeres de liderazgo consolidado bajo los criterios de diversidad, influencia y visibilidad. Se destaca además su actual cruzada por visibilizar el “edadismo” término para referirse a la forma de pensar (estereotipos), sentir (prejuicios) y actuar (discriminación) con respecto a los demás o a nosotros mismos por razón de la edad. Según informó la actual presidenta del IWF, Paula Gutiérrez, Drina quedará como past president y miembro del directorio global del IWF.





Y el 11 de Abril, Enrique Barros Bourie, ex presidente y consejero del Centro de

Estudios Públicos, fue distinguido por decisión unánime del jurado de la Distinción

Medalla Rector Juvenal Hernández de la Universidad de Chile en su versión 2023 en

la mención »Artes, Letras y Humanidades«.

Enrique Barros, profesor titular de la

Facultad de Derecho, fue postulado para este premio por el

quien fundamentó la candidatura en su "brillante trayectoria como formador de una

serie de generaciones de abogadas y abogados, y en su excelente ejercicio profesional

con el que ha contribuido al desarrollo del Derecho Privado a nivel nacional e

internacional". A su juicio, el profesor Barros "ha influido de manera sustancial en el

estudio y desarrollo de las diversas áreas de las ciencias jurídicas". (Fuente: Facultad

de Derecho de la Universidad de Chile)




Acerca de Richard Wagner

En este espacio compartimos con ustedes algunas de las múltiples opiniones acerca de quién fuera - y lo sigue siendo- controvertida figura en el mundo musical (y más allá de él también). No siempre son opiniones edificantes y favorables a su persona y por lo mismo ponen de manifiesto aquello que distingue el efecto universal que distingue al compositor y persona de Richard Wagner: la polarización que existe en torno a su obra y pensamiento.


El arte de Wagner es un diletantismo monumentalizado y llevado a lo genial con una fuerza de voluntad y una inteligencia extremas


-- Theodor W. Adorno (1903-1969). Filósofo, Compositor, Musicólogo alemán.


 

“Quien no ha escuchado a Wagner en Bayreuth, no ha escuchado nada. Lleven muchos pañuelos porque van a llorar mucho. Tómese también un sedante porque se exaltará hasta el delirio.”


-- Gabriel Fauré (1845-1924) – Compositor, pedagogo, pianista y organista francés. Carta (1884)


 

“Hasta el cambio de siglo no empezaron a perfilarse los contornos del nuevo mundo descubierto en Tristán. La música reaccionó ante él como un cuerpo humano ante un suero inyectado, que al principio se esfuerza por excluir como veneno, y sólo después aprende a aceptar como necesario e, incluso, saludable.“

-- Paul Hindemith (1895-1963) »El oficio de componer« (1837).


 

“Para mí Wagner es imposible... habla sin parar. Uno no puede hablar todo el tiempo.“


-- Robert Schumann (1810-1856)


El sitio web de la Fundación Richard Wagner de Chile.

Para más informaciones acerca de la vida y obra de Richard Wagner le invitamos a

visitar nuestro sitio web https://www.frw.cl/




16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Fundación

Chile

Bandera de Chile.jpg
bottom of page